¿Conoces los cursos Premium de UniMOOC?

6 aplicaciones de las impresoras 3D

images¿Qué es una impresora 3D?

La impresora 3D es un aparato tecnológico de fabricación por adición que permite crear objetos por la superposición de capas de un determinado material.

Las nuevas impresoras 3D pueden moldear no solo plástico (eso hoy en día lo hacen las más baratas), sino también metal, fibras de carbono, madera y hasta comida lo que posibilita tener un montón de aplicaciones.

Las aplicaciones más relevantes son:

1. Partes del cuerpo y prótesis humanas:

Se pueden fabricar prótesis para discapacitados como piernas, brazos, manos, trozos de hueso e incluso cubiertas para la cara en caso de heridas profundas.

Además se pueden imprimir partes del cuerpo humano del tamaño exacto que necesita un paciente, estas partes del cuerpo humano están hechas de un material compatible con el tejido orgánico y puede llegar a usarse para reemplazar órganos que necesitan un trasplante.

Esta herramienta será de gran utilidad para los cirujanos en el campo de la medicina.

2. Juguetes:

Ya es posible crear juguetes del gusto de los niños, variando desde pequeñas figuras de un cuerpo simple hasta estructuras más complejas y grandes formadas por varias impresiones de menor tamaño.

3. Ropa:

New-Balance-impresora-3dLa innovación en el campo de la moda tiene mucho que ver con la creciente demanda de ropa cada vez más personalizada, utilizando la impresión 3D se podrán crear modelos de prendas de todo tipo hechas a medida para cada persona como vestidos, camisetas y hasta ropa interior.

4. Comida:

Se pueden modelar postres y dulces formados con una impresora 3D, lográndose diseños artísticos imposibles de hacer a mano.

El caso más curioso de impresión de comida, es la impresión de carne (vitro-carne lo llaman) mediante células madre e ingeniería de tejidos animales. El proceso hoy por hoy es tan complicado y costoso, que hacer una hamburguesa mediante este sistema cuesta más de 250.000 euros.

La NASA también ve muchas posibilidades a la impresión de comida 3D y estudia la posibilidad de fabricar alimentos a partir de cartuchos nutritivos que pueden mantener sus propiedades hasta 30 años. 

5. Armas:

Esto puede llegar a suponer una amenaza para la seguridad ciudadana a corto plazo ya que a las instituciones públicas les será imposible controlar el mercado de armas.

Internet circulan muchos planos de como fabricar rifles y pistolas por menos de 30 euros, todo o cual ha obligado al gobierno estadounidense a reformar su ley de tenencia de armas.

6. Construcción:

Ya se habla de la posibilidad de utilizar impresoras 3D gigantes para construir casas a través de una mezcla de cemento con residuos industriales como el vidrio y un agente de endurecimiento especial en tan sólo 24 horas. Ello se hace imprimiendo piezas prefabricadas que después permiten montar la vivienda en muy poco tiempo reduciendo además en un 50% los residuos generados.

Un modelo básico de impresoras 3D puede costar unos 2000 euros por lo que abre un abanico inmenso de posibilidades de negocio, más aún cuando el precio de esta tecnología no para de caer, pero ¿Alguien se imagina que impacto puede llegar a tener esta tecnología sobre la tasa de empleo a nivel mundial?.