¿Conoces los cursos Premium de UniMOOC?

Básicos Lean Startup – Eric Ries en The Founder (6-9-2013)

Eric Ries autor de The Lean Startup

Eric Ries
autor de The Lean Startup

En un reciente artículo, Emily O’Keefe entrevistaba a Eric Ries, autor de The Lean Startup, sobre Lean Startup. Creo que son relevantes sus comentarios (en particular porque cuesta menos traducir un texto que un vídeo) y que me permiten aportar algún dato más que completen la realidad en nuestro entorno.

Incluyo aquí el extracto de la entrevista (que traduzco libremente en un intento de evitar susceptibilidades) que me parece más interesante (la entrevista completa se puede ver aquí):

1.) ¿Cómo se te ocurrió la teoría que está detrás de The Lean Startup?

La mayor parte a través de un montón de fracasos. La mayoría de los productos con los que he trabajado a lo largo de mi carrera han terminado en fracasos. Cuando por fin tuve algo de éxito con una empresa llamada IMVU se me ocurrió que debía encontrar la manera de explicar cómo tuve éxito de los demás. Habíamos utilizado una gran cantidad de técnicas que se consideraraban muy avanzadas para aquella época. En 2004-2005 éramos los primeros en utilizar la metodología del Desarrollo de Clientes de Steve Blank. Estábamos totalmente convencidos sobre el Desarrollo Ágil. Yo incluso estaba tratando de llevar aún más lejos esas ideas defendiendo que no sólo debíamos tener sprints semanales o mensuales. Deberíamos estar poniendo nuestro código en producción en tiempo real. Es lo que ahora llamamos “puesta en real continua” (continuous deployment).

2.) Habláis mucho acerca de crear, probar e iterar alrededor de las necesidades del cliente. ¿Cuál es la diferencia con las enseñanzas de la vieja escuela a la hora de crear un negocio?

La vieja escuela recomienda hacer el plan de negocio más impresionante y sólido que se pueda, utilizar ese plan de negocio para conseguir tanta financiación como sea posible, comprar después todo el tiempo que puedas para producir el mejor producto que se pueda y finalmente lanzar ese producto al mercado con toda la publicidad que se pueda permitir el negocio. La esperanza está en que cuando el producto esté terminado y se produzca el gran lanzamiento los clientes estarán encantados con él, se sentirán atraídos y lo comprarán.

Pero en la vida real, como hemos aprendido a base de fracasos (especialmente en los últimos diez años) es frecuente encontrar algún error de base que no se tuvo en cuenta en el plan de negocio. Queremos entender [el plan de negocio] como una serie de hipótesis y, a continuación, confirmar esas hipótesis rápidamente para averiguar si la estrategia es correcta o si hay que pivotar hacia una estrategia diferente. Esta es en esencia la nueva metodología: Pivotar, cambiar la estrategia sin cambiar la visión.

3) Al que vaya a crear una empresa, ¿cuál es el mejor consejo que le podrías dar?

La idea más importante es que tenga en cuenta que todo lo que se hace cuando se crea un negocio es un experimento, no importa lo grande que sea el negocio (o lo pequeño), no importa si se está seguro de que va a funcionar o no. Siempre es un experimento. Si se acepta que es un experimento constantemente se hará unas preguntas muy simples: Si lo que estoy haciendo en este momento es un experimento, ¿qué se supone que me va a enseñar el experimento? ¿Qué estoy tratando de aprender con este experimento?

Si la respuesta es nada (o no lo sé) entonces es mejor parar inmediatamente.

4) Hablas mucho sobre el fracaso y sobre aprender mucho de esos fracasos. ¿Qué es lo más importante que has aprendido de tus fracasos?

Cuando estaba en la universidad [...] nos juntamos todos los amigos y creamos una empresa extraordinaria. Nos creíamos muy inteligentes, pensábamos comernos el mundo, teníamos una idea muy buena (crear una aplicación que permitiera a los estudiantes universitarios de las universidades de la Ivy League crear y compartir perfiles online). Resultó ser una idea muy buena unos años más tarde. Esto fue en 1999, durante la burbuja de las puntocom. No funcionó. Fracasó y la crisis de las puntocom nos dejó fuera y no hicimos ni un dólar.

Hoy es fácil decir que fue una buena experiencia y que estoy contento de haberlo hecho, pero en aquel momento estaba hundido y muy molesto porque no funcionara. Las lecciones que aprendí fueron que es necesario aprender a construir una empresa y que si lo que se quiere es construirlas la única manera de hacerlo es tener una visión de algo que realmente importe y que te interese de verdad. Esa visión te sostendrá durante el difícil proceso de la creación de un negocio. Mirando atrás creo que aprendí ambas lecciones pronto y el coste fue bajo pero en su momento no lo sentí así.

5.) Aparte de tu libro, qué otros libros recomiendas a un emprendedor o a alguien que quiera crear una empresa?

Ninguno.Sin libros. Lo primero, empezar haciendo.

El resto de la entrevista no me parece tan interesante en nuestro momento actual.

Lecciones aprendidas:

  1. Eric recomienda Desarrollo de Clientes y Desarrollo Ágil (puesta en real continua) cuando se cree un negocio.
  2. El plan de negocio es propio de la vieja escuela. Hoy se recomienda confirmar las hipótesis iniciales y pivotar manteniendo la misma visión.
  3. Crear una empresa empieza por aprender a base de experimentar. Si no se logra aprender nada hay que parar.
  4. El camino para emprender es durísimo, emocionalmente hablando.