¿Conoces los cursos Premium de UniMOOC?

El cubo del emprendimiento

Queremos compartir con vosotros una de las ideas más importantes que hemos aprendido durante estos años creando los cursos de UniMOOC: El cubo del emprendimiento. El Cubo del Emprendimiento es un modelo de autoevaluación que nos permite conocer en qué posición estamos respecto a la posibilidad de llevar a cabo un proyecto emprendedor.

Podéis encontrar la explicación del cubo del emprendimiento en la tercera unidad del curso “Atrévete a actuar, impartido por el ex-rector de la Universidad de Santiago de Compostela, Senén Barro.

Icon-Atrevete-a-actuar

CLAVES DEL CUBO DE EMPRENDIMIENTO

1. Los factores más importantes para todo emprendedor son su actitud, su aptitud y sus recursos disponibles. Estos factores componen el definido por Senén Barro como “El cubo del Emprendimiento”.

Actitud (Querer): Disposición, interés y comportamiento adecuados para emprender y sacar adelante tu proyecto.

Aptitud (Saber): Capacidad y conocimientos necesarios para emprender y sacar adelante tu proyecto.

Recursos (Poder): Recursos monetarios (dinero) o de otro tipo que te permiten emprender un proyecto sin depender de otros.

2. Las aristas de este cubo representan distintas situaciones extremas, donde el emprendedor contaría bien con el óptimo, bien con el mínimo, de cada uno de los factores. Probablemente ninguna situación real se encuentre en ninguna de las aristas, pero puedes utilizarlo como guía para otear tu situación y reflexionar sobre cómo suplir tus carencias y potenciar tus virtudes. Ten en cuenta que, si formas parte de un equipo, puedes tener en cuenta la suma de las características de todos vuestros miembros para situaros en el cubo.

¿Estás vivo? No tienes recursos, ni actitud para cambiar la situación, ni aptitudes para lograrlo. Cambia tu actitud, fórmate en aquello que te apasione, y a por todas.

Oportunidad Perdida: Tienes grandes aptitudes pero careces de recursos y te falta una actitud adecuada. Replantéate tus convicciones y tu forma de actuar, estás perdiendo una gran oportunidad desaprovechando tu talento.

Disfruta: Si tienes recursos (dinero) pero ni aptitud ni actitud… encuentra una motivación que te lleve a cambiar o, sencillamente, ¡disfruta lo que la vida te ha dado!

Invierte: Tienes los conocimientos necesarios para emprender, y recursos suficientes para no depender de nadie, pero tu actitud, tu forma de ser, no es emprendedora. Tal vez sea el momento de buscar a alguien con esa actitud, estudiar su idea, valorarla, aportarle tus conocimientos e invertir en ella.

Asóciate: ¿Tienes una gran actitud emprendedora y recursos suficientes pero te faltan los conocimientos necesarios? Busca a quién los tenga, asóciate.

Piensa: ¿Tienes una gran actitud pero te faltan las aptitudes necesarias para tener éxito? Piensa, tal vez necesites formarte y obtener esos conocimientos que te faltan, busca alternativas para obtener recursos.

¡Adelante!: Eres un emprendedor privilegiado. Tienes lo más importante, una actitud positiva y proactiva, y los conocimientos necesarios para sacar adelante tu proyecto. Confía en tu idea,depúrala, y adelante con ella. El dinero es un subproducto del talento y las ganas de hacer cosas, si tu idea vale y sabes encontrarlo, llegará.

¡Enhorabuena!: Tienes todo todo todo lo que se necesita para emprender, probablemente no exista nadie en esta situación pero si es tu caso… ¡congratulations! No te garantiza el éxito, pero estás en la situación ideal.