¿Conoces los cursos Premium de UniMOOC?

La creatividad no es una opción, es una obligación

En este mundo, cada persona es única (cada uno poseemos  ciertas habilidades y competencias) con sus defectos y virtudes. Éstas características nos definen nuestra personalidad, carácter y los objetivos que tenemos en la vida. Sin embargo, hay una característica universal que influye a la hora de seguir adelante en los proyectos personales. Es un elemento que puede con infinidad de formas, pero que se guía por los mismos principios.

A lo largo de los años, hay casos donde emprendedores han alcanzado el éxito en sus proyectos en un lapso corto de tiempo. Si observamos y analizamos rápidamente varios proyectos de emprendedores, la mayor parte de las veces decimos que la idea que han realizado la habríamos podido desarrollar incluso nosotros. Sin embargo no es así, para que una persona como tal haya llegado al éxito, hubo mucho trabajo por en medio y uno de esos es la creatividad e innovación.

Para empezar a crear hay que empezar con la imaginación y la motivación, que es donde empiezas a dar vueltas para un nuevo proyecto. Para ello, hay que seguir cierta etapa para poder obtener esa pieza esencial que te hace diferente y triunfes, estas etapas principalmente son:

  • Cuestionar cada idea para poder darle una segunda vuelta.
  • Investigar para obtener nuevos pensamientos.
  • La incubación de la idea que hace que sea mejor y más fuerte.
  • La iluminación final.

Hoy en día, la creatividad ocupa una gran importancia en las empresas para poder diferenciarse y competir. Para los actuales y futuros emprendedores, la creatividad debe de ser una herramienta esencial y así sus negocios puedan seguir adelante. Es una semilla donde puede emerger un producto o servicio con un gran valor añadido.

Por otra parte, no hay que dejar de lado la innovación, es el trabajo duro para poner en marcha el proyecto. Para ello, hay que esforzarse y fijar los objetivos claros para alcanzarlos en un plazo determinado fijado con anterioridad. Además, la estrategia es importante para introducirse en nuevos mercados y expandirse.

En definitiva, hay que diferenciar entre creatividad e innovación, pero siempre asociarlos con el emprendimiento (están estrechamente vinculados). La creatividad sin innovación es una idea más de muchas que en el futuro se volatilizarán. Innovación sin creatividad es un producto o servicio que no tendrá un gran peso y frente a la competencia no tendrá fuerza para competir.



  • http://www.marcasregistro.com.ar Registro de marcas Iacona

    Muy buena nota, la creatividad va de la mano del desarrollo comercial de un producto.