¿Conoces los cursos Premium de UniMOOC?

La revolución del marketing: la web semántica.

La idea de que un servicio digital (búsqueda) altere la forma en que nos comportamos habitualmente podría parecer absurda. Antes de que la búsqueda semántica llegase a Google (y todos los otros motores de búsqueda), éstos estaban ocupados indexando los sitios web y luchando para ordenarlos a través de la información pertinente para que pudieran emerger, libres de spam, resultados de alta calidad en respuesta a una consulta de búsqueda.

semantic webLa conexión era vertical, uniendo la página web con el motor de búsqueda que luego permitía a los primeros utilizar este último para ampliar su presencia y su mercado en un estilo tradicional de uno a muchos. Esta proposición carecía de atributos tales como confianza, calidad y autenticidad, conceptos únicamente humanos que tenían poco espacio en un mundo de objetivos de ventas, los valores de marca y código de máquina.

Pero la búsqueda semántica cambia todo esto. Gracias a que la búsqueda requiere ahora de una cartografía detallada y exhaustiva de las relaciones horizontales con el fin de entender el verdadero valor de las verticales, se consiguen dos efectos muy importantes:

En primer lugar, se descomponen todos los hilos. Ya no se puede aspirar a comercializar con eficacia a través de su sitio web, por ejemplo, sin que su sitio web está relacionado con su empresa y que la empresa está asociada con personas reales. Se trata de un primer grado de transparencia que en el pasado ni siquiera estaba en la mesa, como un requisito.

En segundo lugar, tu huella social es clave para el surgimiento de información relevante para tu empresa en las consultas de búsqueda. Los resultados sugeridos por la búsqueda, las conexiones de tus amigos o tu actividad en Google personalizan las búsquedas y aumentan la posibilidad de que tu sitio web y su contenido emerjan en aquellas consultas donde puede que estés relacionado pero que no pensarías optimizar directamente.

Este segundo aspecto de la búsqueda se centra en la cartografía precisa y especialmente en las relaciones en línea: tu red de amigos, tu red de contactos profesionales, la actividad y el contenido de búsqueda en cada una de ellas, la actividad de tus amigos en cada una, sus conexiones profesionales (la lista sigue en …). Básicamente, lo que tu abuela te dijo acerca de “dime con quién andas, y te diré quién eres” ahora es más cierto que nunca.

how-a-google-search-travels-around-the-world-infographic--2704001fe3La conclusión de este enfoque es la transformación del marketing, dejando de ser un proceso que mira a la gente como unidades de consumo que deben ser suministrados con el estímulo adecuado a fin de cumplir con las exigencias del mensaje, para adaptarse a las personas con necesidades reales, valores , aspiraciones y sueños. Esta humanización del marketing (y de las personas que lo llevan a cabo) es cuanto menos, revolucionaria. Aquellos que “entiendan” esta revolución conseguirán adaptarse, evolucionar. Quienes no lo hagan, servirán para algunos interesantes estudios de caso en los próximos años.

Si estás interesados en saber aún más acerca de la web semántica, te proponemos realizar el curso “Sectores de Futuro”. En el módulo 2 de dicho curso, Ricardo Alonso Maturana,  promotor y director de la red de conocimiento Gnoss, nos hablará sobre la web semántica, sus aplicaciones, la importancia del Open Data y cómo gestionarlo, y la relación de lo semántico con lo social.

Aquí os dejamos la primera lección de su unidad. Y recuerda, todos los cursos son online, abiertos, sin plazos y totalmente gratuitos.